Asilo Infancia

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX proliferaron en Chile instituciones de refugio, educación y corrección orientadas al menor abandonad. Una síntesis de filantropía, ciencia y caridad impulsaron a autoridades civiles y eclesiásticas, médicos y empresarios a crear sociedades benéficas de carácter privado para sostener esta clase de instituciones.

El Asilo de la Infancia de Iquique funcionó a partir de 1906 en el barrio El Morro y en sus dependencias se educaban, alimentaban y recibían atención médica niños y niñas entre 3 y 7 años. Posteriormente se amplió el rango etario y se incluyeron en su programa de formación talleres de oficios obreros para los niños y de costura para las niñas. Al igual que todas las instituciones de beneficencia de la provincia, experimentó duras penalidades financieras tras la crisis del salitre. No obstante ello, en septiembre de 1949 sus ex residentes constituyeron un Club Social y Deportivo “Ex Alumnos del Hogar del Niño”. En su declaración indican estar “llenos de cariño hacia el hogar que los cobijó, al cual desean ayudar”, “guiados por el sano espíritu del deporte y el perfeccionamiento cultural”[1]. Sin duda esta fue otra organización social morrina nacida de los vínculos humanos que construyen comunidad a partir de la pobreza, la solidaridad y la experiencia de vida. 

Bibliografía

Rojas, J. (2016). Historia de la infancia en Chile Republicano (1810-1990). Santiago: Ediciones de la JUNJI.


[1] Archivo Regional de Tarapacá, Fondo Intendencia de Tarapacá, Vol.1855, foja.64

Write a comment